Sanitarios de Segunda, Dignidad, Opositores a Nuevos Ricos y Esperanza.

Hacer una podología de calidad, una podología ilustre, una profesión con posibilidad diagnóstica con conciencia y perseguir a los que no hacen honor a la podología es deber reconocido de todos.
No hay una sensación de corporativismo y fraternidad ni asignatura que lo enseñe.
Podología: profesión perseguida por ambiciosos y opositores a nuevos ricos.
Ciencia a merced de gente que recolecta las naranjas y exprime el poco jugo que tienen antes de que estas maduren y alcancen su sabor más dulce.

¡ESTAMOS VIOLANDO A LA PODOLOGÍA!

Nos estamos convirtiendo en sanitarios de segunda, hasta un profesional esteticién (todos mis respetos hacia este cuerpo de profesionales; que lo son en su campo) tiene más dignidad que nosotros mismos, tanto que luchamos contra este respetable gremio, nos estamos poniendo muy por debajo de lo que su profesión les posibilita a hacer. Si ni tan siquiera este gremio se rebaja tanto como para ir peregrinando de casa en casa. Ellos tienen un negocio y trabajan dignamente.

Sinceramente estamos luchando contra el flanco equivocado. Tenemos el enemigo en casa.

Nuestros podólogos de segunda clase (que NO son compañeros) hacen de la podología la peor de las ramas sanitarias, la prostituyen hasta el límite insospechado de cobrar muy por debajo de lo que está exigido por el colegio de podólogos. Salen impunes. Y todos somos culpables; el que consume, el que lo ve y el que lo calla.

¿Quien no conoce algún “compañero” de promoción perteneciente a esta peculiar especie? y no hacemos referencia a ello, lo dejamos pasar, creemos que le hacemos un bien, pero no nos damos cuenta del daño tan grande que hacemos y nos están haciendo.

Hacer que esto cambie esta en manos de todos nosotros. Debemos hacerle ver a la sociedad la importancia de un servicio de calidad y a nuestros “compañeros” del mal tan profundo que se hacen a ellos mismos, a la podología y a la sociedad de consumo.

De todos es sabido que no hay trabajo ni dinero circulando por los bolsillos españoles y que bien la competencia hace que el servicio mejore. Pero una competencia que haga que mejoremos como profesionales debe no ser desleal a los principios éticos básicos.

Por ello os lanzo un mensaje de esperanza a todos los que como yo hoy nos hemos dado cuenta de lo difícil que es abrir un negocio, mantenerlo y continuar creyendo en él pese a todas los obstáculos del camino.

Leave a comment »

Pedicurzysta, chiropodist, podiatry, ποδίατρος, Fußpflegerin, pedicure, podólogo…

Podología.
(De podo- y -logía).
1. f. Med. Rama de la actividad médica, que tiene por objeto el tratamiento de las afecciones y deformidades de los pies, cuando dicho tratamiento no rebasa los límites de la cirugía menor.
Real academia de la lengua española

Se me puede llenar la boca diciéndolo en todos los idiomas posibles, puedo buscar infinidad de definiciones sobre esta ciencia o preguntar a podólogos de renombre acerca de sus experiencias profesionales…..¡Lo he conseguido!

Sin embargo, por más que busco, no hallo respuesta a esta pregunta:

¿el podólogo, nace o se hace?

¿es ahora, con título en mano, cuando soy más podóloga que todos los años de mi vida que he invertido en ello?

¿y en los años venideros? ¿seré menos podóloga hoy que dentro de 20 años de ejercicio a mis espaldas?

Son muchas las preguntas que invaden mi mente en estos momentos, algunas puede que tengan respuesta, otras puede que ni estén formuladas correctamente y otras las iré resolviendo día a día.

Sean cuales sean las respuestas que me vaya encontrando por el camino espero disfrutar de cada uno de los días que esta profesión pueda brindarme laboralmente y no dejar de verla como lo que es, el amor de mi vida, la cuidaré día a día e intentaré ser mejor y aprender a adaptarme a los cambios constantemente.

Hoy es el primer día de esta nueva aventura.

Comments (1) »

Leasing

Estos son los días en los que por las noches tengo una calculadora dando vueltas por mi cabeza.
Estas son las sobremesas en las que visito páginas de casas comerciales y comparo precios de mascarillas, hojas de bisturí, siliconas, etc.
Muchas son las noches en las que hago búsquedas bibliográficas sobre posibles casos clínicos que en pocas semanas se me pueden presentar.
Interminables visitas al banco, a familiares acomodados, con posibilidad de “renting” o “leasing”…
Momentos en los que he aprendido la diferencia entre ser una asalariada feliz al llegar cada 28 de cada mes pero cobarde, o una intrépida empresaria que ve peligrar su integridad cada día.
Días, horas, minutos y segundos en los que declino y pretendo echarme atrás….
Hoy en día, momentos en los que hay que pensarse incluso el hacerse una tarjeta de videoclub….si, este es el año en el que me voy a osar introducir en el mundo empresarial podológico.

Espero no quitar pacientes a ningún compañero de profesión, espero crear nuevos clientes…

Comments (2) »

Exámenes y demás obligaciones

Bueno, gracias a los que han estado siguiendo mi espacio a pesar de la poca novedad actual.

Como ya sabreis, estoy atravesando un momento difícil, ¡estoy de examenes! y bueno, la imaginación en estos momentos si vuela, no es hacia temas podológicos.

Así que estoy de mes sabático.

Aún así, os dejo aquí un trabajo de un compañero (y gran amigo) de clase que ha hecho que me ría un rato entre estudio y trabajos; espero que a vosotros os alegre también.

Gracias también a Javi Ramos por la foto, http://www.flickr.com/photos/javiramos

Situaciones de relaciones interpersonales.
Por Neil.

Maximilian tiene una consulta podológica en la zona del centro de Málaga donde realiza tanto ortesis como quiropodia. Era un día soleado de finales de febrero, ya se notaba la primavera, una temperatura agradable acompañada del cálido sol.
Maximilian abrió su consulta como un día cualquiera disfrutando sobremanera los tempranos rayos de sol mientras habría las puertas. Eran las 8:45, Maximilian estaba arreglando los últimos aspectos de la consulta y estaba empezando a preocuparse de que aun no había llegado su asistenta, Virginia. Faltaban 5 minutos para que llegara su primer paciente y aun no había llegado, Maximilian fue directo al teléfono para llamarla, y justo cuando descolgó el teléfono e intentaba pulsar el primer número Virginia apareció por la puerta con una sonrisa.
Max- Virginia, son casi las 9, has llegado un poco tarde. ¿No te parece?
Vir- Lo siento Max, pero estaba disfrutando tanto del camino que se me fue la noción del tiempo.
Max- Bueno, es cierto que es uno de los primeros días primaverales, pero supongo que no se repetirá, ¿no?
Vir- Claro que no, Max. Te lo juro por panduro
Max- Bueno, acaba de llegar el primer paciente. Atiéndelo.
Maximilian entro en la sala de asistencia para ultimar los últimos detalles de la consulta y a continuación Virginia le presento al primer paciente del día.
Vir- Señor Munchausen, el señor Rodrigo Vivar Díaz. Pase, por favor
Max- Señor Vivar- dirigiéndose a la entrada y dándole la mano a Rodrigo- tome asiento por favor
Rod- Gracias, llámame Rodrigo.
Max- De acuerdo, señor Rodrigo, usted dirá por lo que ha venido.
Rod- Bueno, resulta que a mi me gusta levantarme temprano y pasear, porque los médicos dicen que es bueno para la salud y con mi edad todo cuidado es poco. ¿sabe usted?
Max- Tiene razón, ¿puede decirme que edad tiene?
Rod- Pues 75 años.
Max- Pues no los aparenta, la verdad. ¿Y cual dijo que era el motivo de su consulta?
Rod- ¡Pero si se lo estaba contando, joven! Pues como estaba diciendo, resulta que yo paseo, normalmente voy solo, pero muchas veces nos juntamos unos amigos para darnos unos paseos y bebernos unos vinitos en alguna bodega. El que mas nos gusta es generalmente el tinto del Valle del Duero. ¿Le gusta a usted el vino?
Max- Claro, aunque soy mas del Navarra. ¿Podría concretar un poco cual es el problema que tiene?
Rod- Usted tiene muy poca paciencia. Así va a perder muchos clientes.
Max- Solo intento llegar al grano, Rodrigo.
Rod- Pues si no deja de interrumpirme no lo va a conseguir, jovencito.
Max- De acuerdo, yo no le interrumpo más, pero usted tiene que intentar decirme por que ha venido a verme.
Rod- pues resulta que últimamente me pongo los zapatos y me duele el pie.
Max- ¿Por donde le duele?
Rod- Por todo el pie, es como si me apretara mucho.
Max- ¿Me deja mirar un momento?- dirigiéndose hacia Rodrigo- ¿Se compra usted los zapatos, Rodrigo?
Rod- No, me los compra mi hija, ¿Por qué?
Max- Pues dígale a su hija que se los compre un número más grande, le compra los zapatos demasiado justos.
Rod- Si yo se lo dije, pero no me hace caso, dice que desvarío.
Max- Pues mire.- escribiendo en un papel de receta- Dele esto a su hija y dígale que es de parte de un podólogo, supongo que a mí si me hará caso.
Rod- Muchas gracias señor Munchausen.
Max- Llámeme Max, Rodrigo.- acompañando a Rodrigo a la puerta- Y para cualquier consulta aquí estaremos. Virginia, haga pasar al siguiente paciente.
Vir- La siguiente paciente se llama Elena Nito del Bosque. Es la ultima paciente del día, el paciente que estaba después ha llamado hace unos minutos diciendo que le resultaba imposible venir y ha cambiado su cita.
Max- Se nota el puente de Andalucía, parece que las fiestas es lo mejor para el dolor de pies. Haga pasar a la paciente.
Ele- Buenos días, doctor Munchausen.
Max- Buenos días, señorita Nito- ofreciéndole asiento- Llámeme Maximilian o Max-tomando asiento- como usted prefiera.
Ele- Vale, pero háblame de tu y llámame Elena.
Max- Perfecto, bueno señorita Elena, ¿Qué es lo que le trae a la consulta?
Ele- Pues verá, yo siempre uso tacones como podrá ver, me gusta ir siempre arreglada. Soy muy coqueta-dijo pestañeando excesivamente-. Lo que venia diciendo, que últimamente tengo un dolor insoportable en la planta del pie, y creo que es debido a los tacones.
Max- Pues puede tener usted razón. ¿Puede decirme su edad? Ahora le haré una exploración.
Ele- Bueno, Max, como he oído que no tiene mas trabajo esta mañana… ¿Qué le parece si salimos los dos a tomarnos un café y nos conocemos un poco mejor?
Max- Prefiero que nos mantengamos en un ámbito laboral, Elena. Asi hare una exploración mas profesional.
Ele- Tal vez después podría hacerme una exploración más divertida- empieza a acercarse a Maximilian- ¿No crees… Max?
Max- No creo, Elena. Y por favor te pido que no insistas
Ele- ¡¿Me estas rechazando?! ¡Nadie rechaza a Elena Nito del Bosque!-dirigiéndose a la puerta- ¡Quédate aburrido toda la mañana, calzonazos!
Vir- asomándose a la puerta- ¿que es lo que le has hecho?
Max- Decirle que no. No creo que volvamos a verla por aquí. Virginia, ¿y si nos vamos a alguna terraza a tomarnos algo bajo el solecito?
Vir- Prefiero quedarme aquí a la sombra. Es broma, tonto. Invitas tú.
Max- Perfecto, pero como la cosa este así a partir de ahora me vas a tener que invitar tu a mi.

Leave a comment »

¿Dónde reside la ética?

Un representante de un organismo público no debería usar su posición en beneficio de sus intereses privados.
No se debería jugar a hacer chantajes emocionales.
Todos sabemos que la salud es un bien que a veces nos falta, pero no es algo que podamos usar para excusarnos de nuestros actos públicos.
Esto se está pasando de castaño a oscuro, ¡ya esta bien!,estamos cansados, aburridos de tantos insultos fáciles. De tanta falta de moral y de ética.

¿Qué estamos mostrándole a la población no sanitaria? ¿que pensarán de nosotros?

Sinceramente, creo que ya hemos tenido bastante.
Llamo a que pasemos página sobre este asunto y abordemos nuevos temas.

Saludos;

Con pies de plomo

Comments (3) »

Alerta: ¡ataque podológico inminente!

Cuando las primeras promociones salieron, la población, desprovista de cuidados podológicos hicieron una grata acogida de estos, pero a medida que se diplomaban más y más podólogos…las cosas empezaron a cambiar.

La nota de corte no subia y cada año el virus atacaba a más y más jóvenes.

Corre el año 2025……
¡Hordas de podólogos tomaron las calles!
Se podían ver sexagenarios y ejecutivos correr despavoridos delante de veinteañeros provistos de bisturís y de fresas de canales en sus manos.
Llegó el momento en el que había más podólogos que habitantes censados; esperaban a las puertas de los centros de día ofreciendo los servicios más baratos jamás vistos.
La población alcanzó las mejores estadísticas en detención de enfermedades vasculares y los diabéticos ya no temían perder sus miembros inferiores.  Y el hallus valgus se erradicó como antaño lo hizo la viruela.
Asimismo, desaparecieron los cepicallos y los parches de ácido, pues era más barato ir al podólogo que cualquiera de estos otros elementos.
Pero ahora la población tiene miedo,….levantan una piedra, y además de un informático y un chino, aparece un podólogo.
¡Tened cuidado!, se han conseguido camuflar entre la población, van vestidos de calle y se comportan como el resto de los humanos.

Pero no teman, hay una serie de características que los delata:
– Cuando vea que una persona le sigue mirándole los pies por detrás, ¡huyaa!, le está haciendo un análisis biomecánico.
– Si ve una persona romper un anuncio de una esteticista, ¡huyaa! No quiere competencia, usted podría ser su próxima víctima
– Si  grita  por la calle palabras como: alicate de triple articulación, quiropodia u onicogrifosis y alguien levanta la vista ¡huyaa! Es el reclamo del podólogo y viene en busca suya para darle precios
– Y sobre todo, el amor incondicional a una profesión tan sacrificada como es la Podología.

Dedicado a todos los zombies de la podología.

Comments (6) »

Presentación ante el mundo podológico

¡Hola a todos!

Os presento mi blog, todavía estoy en construcción, pero espero que poco a poco supere las expectativas que me he propuesto y os lance el mensaje de una manera fresca y tenaz.

La razón de este no es nada más ni nada menos que aportar una visión más del mundo de la podología; ya sea sobre temas de leyes (espero los que menos), vivencias profesionales y al fin y al cabo plasmar las impresiones que me voy llevando de un mundo en el que estoy a punto de meterme de lleno.

Una de las cosas que me ha impulsado a dar rienda suelta a este proyecto es palpar lo heterogéneo del mundo podológico. De buena tinta se que es un negocio, pero me resulta insultante la manera en que nos tratamos a nosotros mismos y a la profesión.

Quizás este pecando de inexperta, pero pienso que juntos podríamos conseguir muchas más cosas de las que nos imaginamos. Y no hablo de juntos como cuando vamos a congresos y demás actos públicos, cuando lo más que hacemos es pavonearnos y pasearnos diciéndonos lo buenos que somos e intentar hacérselo ver a los demás.

Me refiero a una unión que supere las barreras de la  competición, el orgullo y demás pecados capitales y logre llevar a la podología al lugar que le corresponde en la sociedad.

Me gustaría citar asimismo a el compañero Inquisidor Podológico, que ha sido otro de los impulsos que me han alentado, gracias por ofrecernos tu visión y hacerlo de esa manera crítica y reinvidicativa. Espero que disfrutes con este blog.

Bueno, compañeros, nada más que deciros.

Sólo que espero que este año venga cargado de nuevas oportunidades para los que nos adentramos en el mundo de la oferta y la demanda y mucha salud para poder continuar nuestra andanza.

Comments (7) »

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.